0 Menu

Installation

CEMENTO+ACERO+CRISTAL

Los edificios y las ciudades afectan nuestro estado de ánimo. Neurocientíficos y psicólogos han encontrado suficientes evidencias que lo demuestran. Células especializadas en la región del hipocampo de nuestro cerebro se sincronizan con la geometría y la disposición de los espacios que habitamos.​ ​

Los crecimientos urbanos irresponsables (de escasa atención a los efectos cognifivos de sus arquitecturas) tienen como consecuencia espacios vacíos e inhóspitos que efectivamente deterioran la convivencia urbana y sustituyen escenarios ricos y vivos cuya complejidad visual actuaba como bálsamo mental.

En este contexto es necesario analizar el ámbito urbano. Activar la reflexión de los ciudadanos sobre los espacios a través de intervenciones efímeras de caracter escultórico que rehumanicen el espacio y lo doten de vitalidad y personalidad. Una aproximación poética de gran impacto espacial. Efectista y efectiva.